Perros malos eran los de antes

     El mejor amigo del hombre, siempre fiel compañero, enemigo acérrimo de ciclistas ocasionales y de repartidores de pizza, guardianes al acecho de ladrones de garrafas, rescatadores de montañistas congelados, perseguidores de gatos, corredores de carreras.  Todo esto y muchas cosas más podríamos enumerar cuando hablamos  de los perros.

     Hay muchas clases de perros: grandes, medianos, chiquitos, de pura raza, mezclados, callejeros, de jardín, falderos, guardianes, juguetones, buenos y malos (muchas veces ambas cosas a la vez). Cada barrio tiene su propia fauna perruna, por ejemplo en   el  del que aquí firma estaban, el de nombre gracioso se llamaba “Cual” (puede ser noset, quien o igual que vos, según la barriada), el Derzú un ovejero alemán ciego que se chocaba los palos de luz y el más malo de todos sin dudas era el Lobo, propiedad  de Don Alejandro el masajista sordo de la cuadra.  Al Lobo poca gente lo vio, pero todos lo escucharon ya que su ladrido era muy potente, se comentaba que era cruza con lobo (de ahí su nombre), nunca salía y su filosa dentadura había quedado grabada en varios culos de la zona. Algunas hipótesis afirman que antes de morir su can, Don Alejandro grabó su potente vozarrón para hacerle creer a los cacos que, cual Elvis perruno, Lobo vive. Hoy ya hace años que el masajista y su mascota no están, y esa casa es más silenciosa y a la vez más insegura.

     Cada raza canina tiene sus características propias bien diferenciadas.  El pastor alemán, noble guardián y compañero, los cocker spanish  y su inmadurez, la valentía de los perros chiquitos, la alegría del setter irlandés (el de un vecino, por ejemplo, llamado Arturo en honor a su cuñado también era pelirrojo), el galgo su elegante velocidad y el doberman, con su cerebro más grande de lo normal –según cuenta la leyenda- que provoca que de vez en cuando se le salga la cadena.  Y precisamente el doberman (con permiso del dogo argentino) era en otras épocas el perro más malo que los tipos duros podían tener, pero con el paso del tiempo fue desplazado por rotwaillers, pit bulls y bull terriers hasta caer casi en el olvido; es por ello que cuando este humilde firmante recuerda a Rufo (un doberman amigo) y sus morisquetas o a Lobo y sus potentes ladridos, piensa, no sin nostalgia, que perrros malos eran los de antes.

10 se cantaron algo:

La candorosa dijo...

Los perros con los que ahora se quiere inspirar respeto, solo asustan cuando debemos pronunciar el nombre de sus razas!!! ajajaja

Casualidá de la vida, vez pasada estuve recordando a "Diana", la ovejera alemana más bonita que conocí, compañera de juegos en mi infancia, mascota de una vecina macanuda... y mi custodia personal.
Mi madre, cuando me veía jugar con ella, sabía que estaba "en buenas manos!!" ajaja

Algo que no dijo, don Sandro, ¿usté llegó a escuchar la grabación de "Lobo"?

Saludos y candor, pa'usté!!

Araña con antifaz dijo...

Hace rato que quiero hacer un post sobre perros porque me gustan, porque si..

Si hubiera sido perro o tuviera que elegir una raza sería indefectiblemente un galgo.
No se porque.. pero los amo..

Y no todos los perros van al cielo, sepalo.

El anónimo que saluda a su vieja dijo...

¡¡¡Guuuaauuu!!! que buena nota señor Sandro,yo me acuerdo de mi primer perro cuando era apenas un beby,se llamaba Boquense,era mezcla de pastor aleman (o perro policia) con algun perro de la calle,cuando mi vieja me dejaba en la puerta de casa sentado en el andador el se quedaba a lado mio y no habia nadie que se acercada a mi,era un buen perro.
Bueno señor Sandro me despido y quiero,con su permiso homenajear con esta nota a Aron,el perro de un amigo.Saludos y un beso a mi vieja

El Guz dijo...

Perro era yo!
(Santillán dixit)

r.- el corre ambulancias dijo...

ahhh, yo tenia una que se llamaba, obvio, Colita, cruza de Collie con Pastor Aleman, mala como una suegra con todo aquel que no fuera familiar directo

Sr. Verdad dijo...

Hay un perro que era mas amlo que todos los demas, era Favio Posca haciendo ese personaje malisimo

Sr. M dijo...

Don Sandro!!!
Queria anunciarle mi vuelta al ruedo.
Espero que usted no haya tirado la toalla

Ci Vediamo

Palbo dijo...

Un monje le preguntó a Joshu: "Esta vaca, ¿tiene la naturaleza de Buda?"

Joshu respondió: "¡Mu!"

ale dijo...

Llego por primera vez a la casa de mi mejor amigo. Me muestra la entrada al comedor, me siento. Me dice que tenga cuidado con el perro. Me pregunto qué tan malo puede ser antes de ver asomarse por debajo de la mesa un ternero de 125 kilos que dice esconder un rottweiler abajo. Se me acerca, me comienza a olfatear. Con ese cráneo haría un ariete para invadir Troya. NO soy de tenerle miedo a los perros, asique me quedo tranquilo esperando que se vaya solo. Como no le doy pelota, se me acerca. Me mira. Se tira al piso, pone las patas para arriba y saca la lengua.

Dejame de joder. Que vuelvan los lentos y los doberman.

Neko Meow miau dijo...

no soy grosso.
mira mi blog...a ver si el tuyo tiene musiquilla....
JA!

No es una lucha contra ti, es contra el mundo blogger.

Dios